domingo, 3 de enero de 2010

Carta abierta a los manifestantes de la Marcha de la Libertad en Gaza

domingo, 3 de enero de 2010
Haidar Eid y Omar Barghouti
The International Solidarity Movement
Traducido para Rebelión por Caty R.

Los conocidos intelectuales palestinos Haidar Eid y Omar Barghouti, difundieron ayer el siguiente comunicado desde Gaza y Jerusalén:

«Queridos organizadores y participantes en la Marcha de la Libertad en Gaza: Después de muchas dudas y discusiones, les escribimos para pedirles que rechacen el ‘acuerdo de saldo’ al que han llegado con los dirigentes egipcios (con la señora Mubarak). Dicho acuerdo es malo para nosotros y, estamos profundamente convencidos, terrible para el movimiento de solidaridad.

Al principio pensamos que si representantes de cuarenta países podían llegar a Gaza y participar en una marcha simbólica con los palestinos, ese hecho transmitiría el mensaje a la opinión pública internacional, nuestro principal objetivo.

Sin embargo, después de oír la conferencia de prensa del ministro de Asuntos Exteriores egipcio la noche pasada en Aljazeera, y la forma en que ha descrito el acuerdo detalladamente, pensamos sin ninguna ambigüedad que ese compromiso es demasiado pesado, que crea demasiadas divisiones y es muy destructivo para nuestro trabajo y nuestros futuros contactos con la red de los diversos movimientos de solidaridad de todo el mundo.

Abu Al-Gheit ha señalado graciosamente a los 100 delegados autorizados a entrar en Gaza como pertenecientes a organizaciones que Egipto considera ‘buenas y sinceras en su posición de solidaridad con Gaza de la misma forma que nosotros (el régimen) lo hacemos’. A los demás los ha descrito como procedentes ‘de organizaciones que sólo se interesan por la subversión y la acción contra los intereses egipcios, por sembrar el desorden en las calles de Egipto, y no por la solidaridad con los palestinos’. Además dijo que el público egipcio es lo bastante inteligente para ver que son gamberros y hay que dejarlos al margen.

Además de la obvia división que causaría la aceptación de esa oferta, aquí están las falsedades en esa presentación de los hechos:

1) El régimen egipcio, en su conferencia de prensa, describe a la mayoría de los internacionales que participan en la Marcha de la libertad de Gaza como gamberros y provocadores, no como auténticos grupos solidarios. Éste es un grave insulto hacia todos nosotros, a todos nuestros socios y al conjunto de la Marcha de la Libertad, puesto que nos señala a todos como si trabajásemos junto a fuerzas ‘fanáticas’, ‘destructoras’ y no con fuerzas unidas para poner fin al asedio y reguladas por el imperio de la ley.

2) Los dirigentes egipcios utilizarán nuestro acuerdo sobre este análisis para decir que su posición y su ‘forma de ser solidarios con Gaza’, siempre han sido las correctas y que a quienes estén de acuerdo con esa forma inteligente se les autorizará la entrada.

3) La presión pública árabe e internacional sobre el gobierno egipcio crece enormemente gracias a las acciones que todos ustedes han emprendido y a los excelentes mensajes que han enviado a los medios de comunicación. El gobierno egipcio quiere utilizar este acuerdo para aliviar la presión y volver a dar la impresión de que se preocupa por los palestinos de Gaza. Todo esto para desviar la atención del muro de acero que está construyendo y de los recientes llamamientos que le interrogan sobre su complicidad con el criminal asedio israelí.

Nuestro interés a largo plazo como palestinos es no permitir que el régimen se libre del asunto tan fácilmente. O bien autoriza a los 1.400 participantes a entrar en Gaza (si son ‘gamberros’, mejor todavía para Egipto librarse de ellos y ‘expedirlos’ a Gaza, ¿no?), o si no, les exhortamos con todas nuestras fuerzas para que rechacen esa oferta demasiado pequeña, demasiado tardía y demasiado mal planteada.

No podemos decidir por ustedes en este asunto, en cualquier caso la decisión es suya. Si una clara mayoría decide aceptar el acuerdo, los acogeremos en Gaza y apreciaremos profundamente su solidaridad.

Pero pensamos que su solidaridad, sin venir a Gaza y denunciando el asedio contra ustedes y contra nosotros, puede ser más fructífero para nosotros y para acabar con el asedio, al menos por el lado egipcio.
Saludamos a todos y les agradecemos desde el fondo de nuestros corazones el trabajo indescriptible que todos ustedes hacen por Gaza.
Respetuosamente,»

Fuente: http://www.ism-suisse.org/news/article.php?id=13193
Comentarios

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Carta a una pacifista canadiense

Una canadiense pacifista escribió a las autoridades de su país quejándose del trato que se da a los "insurgentes presos" (terroristas) detenidos en Afganistán.
Le contesto el ministro de Defensa en los siguientes términos:

Estimada ciudadana comprometida: Gracias por su carta en la que expresa la preocupación por el trato que damos a los terroristas talibánes y de Al Qaeda en manos de las Fuerzas Armadas Canadienses. Se los transferimos al Gobierno de Afganistán que los mantiene presos en su sistema carcelario. Pero, en atención a las quejas que recibimos de ciudadanos comprometidos como usted, hemos creado un nuevo programa LARK [iniciales en inglés para Responsabilidad Aceptada de los Liberales para con los Asesinos]. De acuerdo con ese programa, hemos decidido seleccionar un terrorista y colocarlo bajo la dependencia de la familia de usted. El próximo lunes tendrá usted en su casa a Alí Mohamed Amé Ben Mahmud (puede llamarlo simplemente Amé). Espero que puedan tratarlo amablemente tal como exigía usted en su carta de protesta. Lo más probable es que necesite usted contratar a algunos ayudantes para esa misión.

Cada semana nuestro departamento le va a hacer una visita de inspección para comprobar que se tienen en cuenta los principios de buen trato que exigía usted en su carta. Debo advertirle que Amé es un psicópata extremadamente violento, pero confiamos en que, con la sensibilidad que usted manifestaba en su carta, logrará superar ese inconveniente.

Seguramente tiene usted razón al describir esos problemas como meras diferencias culturales. Pero insistimos en que su huésped resulta extremadamente eficiente en el combate cuerpo a cuerpo y que puede matar con un lápiz o un cortaúñas. Le rogamos que no le pidan a Amé que demuestre esas habilidades en el grupo de yoga al que usted asiste.

Además, Amé es un experto en fabricar artefactos explosivos con productos caseros; así que tenga bien guardados esos productos a menos que en su opinión esa decisión pueda ofender a Amé.

El terrorista no querrá relacionarse con usted o con sus hijas (excepto sexualmente) puesto que él considera a las mujeres como meros objetos. Ese es un aspecto muy sensible, puesto que se le han observado tendencias violentas respecto a las mujeres que no cumplen con el atuendo prescrito en las costumbres islámicas. Así pues, confío en que a usted no le moleste llevar el burka; de ese modo contribuirá usted a respetar la cultura y las creencias que manifestaba en su carta.

Gracias otra vez por su preocupación. Estamos muy reconocidos a las personas como usted e informaremos a nuestros conciudadanos de su cooperación. Buena suerte y que Dios le bendiga.

Atentamente, Gordon O’Connor, ministro de Defensa.

Anónimo dijo...

La verdad es que dicha carta es pueril, propagandista y demagoga hasta las trancas (aunque no me creo que la haya escrito tal ministro de defensa canadiense, puesto que he buscado y no he visto ninguna fuente fidedigna que la reproduzca, a parte de blogs personales...)
Aún así explico algunas de las cientos de razones que argumentan mi opinión:

1º los talibán los crearon/apoyaron/potenciaron/entrenaron los EE.UU. para que resistieran contra la antigua URSS... ahora resulta que no les gustan y destruyen su país (incluido miiles de civiles inocentes, cuyas vidas no valen ni la mención en los "medios de comunicación")

2º los talibán son de todo menos terroristas, puestos que eran los que gobernaban el país, hasta que a raíz del atentado de las torres gemelas, los norteamericanos consideraron que toda afganistán era responsable y por tanto debían destruirla, ocuparla y "gestionar" sus recursos energéticos (gases): si hay algún terrorista ahí serán los extranjeros que derrocaron el poder.

3º el ejemplo de "si no te gusta como tratamos a nuestros presos, te mandamos uno o dos a tu casa" es absurdo hasta la médula, que yo esté en contra del maltrato a los animales no significa que quiera me me llenen la casa de animales, que esté en contra de que se mantenga la hambruna en países subdesarrollados, mientras los desarrollados les vendemos armas, no significa que quiera llenar mi casa de "negritos"... que esté en contra de la tortura en nuestras cárceles, no significa que quiera que me metan en mi casa ningún preso... estar en contra de la pena de muerte no significa que quiera que me llenen la casa de psicópatas...

4º ahora resulta que "la pacifista es gilipoyas y ñoña" por pedir un trato humano a los humanos, o exigir que se respeten los tratados de ginebra a los prisioneros, lo cual exigiría también con total seguridad tal ministro de Canadá a los soldados canadienses secuestrados por los talibán.

5º con respecto a la atribución al talbián de "que puede matar con un cortauñas o un lápiz", y que "puede fabricar explosivos con productos caseros", debemos recordar que los talibán no son mac gyver ni agentes de la CIA (aunque a muchos de ellos los haya entrenado la misma CIA, como al propio Bin Laden...)

Pero claro, este tipo de "cartas" calan cuando la derecha, la izquierda y la demagocia se dan la mano, y la capacidad de crítica del lector es bastante limitada, o sea, en el 95% de los casos... sirven sobre todo para que no nos quejemos ante nuestros gobernantes en nuestro hipócrita y cínico mundo occidental mientras nuestras tropas de "héroes" destruyen y masacran en nombre de la libertad y la paz (caso de Irak, Afganistán, Palestina)...
Nos quieren hacer creer que luchan contra el terrorismo cuando realmente son estas invasiones/destrucciones/injusticias sociales las que provocan tal terrorismo/fanatismo... ¿qué esperamos que salgan de los huérfanos de irak, si no odio a occidente y ansias de venganza por su desdicha y pobreza causada por ejércitos occidentales, por ejemplo?

Anónimo dijo...

¿a qué coño viene poner aquí la supuesta carta del ministro canadiense?

el sionismo, la incultura y el fanatismo es lo que tiene....

 
Judíos Anti Sionistas en España. Design by Pocket